09 febrero 2010

A poner música

Barcelona, martes a las 10:30 horas de la mañana.
- Hola, ¿es Llongueras?
- Sí, dígame.
- Quisiera hora para este jueves, por favor. Lavar y cortar.
- Uy, pues para este jueves no tenemos sitio.
- ¿Y eso? ¿No podrían darme hueco? Si lo mío es poco…
- Ya… le comprendo, pero para este jueves es imposible. Resulta que los trabajadores de la SGAE han decidido ir a la huelga y como no van a venir inspectores a revisar si ponemos música o no, vamos a dar un concierto con Karmele. Y Ramoncín de telonero. Ya tenemos puesto el cartel de lleno.
- Anda, pues yo quería ponerme guapa porque vamos a hacer un rastrillo a beneficio de InfantaElena. Vamos a vender la ropa de Marí Chalar. Resulta que como no tenía maletas suficientes para llevársela del piso que compartían, se la regaló a los niños, pero como a ella  no le gusta mucho, la quiere vender para sacarse unas perrillas.
- Pues en ese caso, espere, que consulto con mi jefe…
Varios minutos después, en los que me había dado tiempo a darle la enhorabuena a mi amiga Elena por lo de su divorcio por el facebook y a hacer la compra de la semana por internet…
- ¿Oiga?
- ¿Sí? (nerviosa, porque no sabía si me iban a coger)
- Que me ha dicho mi jefe que si viene con la Infanta que sí, que le damos hora. Y a usted también.
- Bueno, haré las gestiones y luego le llamo.
Dos horas después llamé a la peluquería para decirle que no iba a ir. Que ¿qué era eso de o vienes con tu amiga o no vienes? Se iban a enterar. Les dije que como buena catalanista que soy me voy a chivar a Montilla si los carteles que pone en su peluquería anunciando el concierto no están en catalá y así me saco unas perrillas. Además, lo de la peluquería me daba igual. Será mi amiga Elena, que hizo un curso en CCC y que ahora tiene tiempo, quien me peine…


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario