03 febrero 2010

Para votar, a la escuela

De verdad que no quiero significarme ideológicamente, o sí. La verdad es que me da igual. Mi gurú 2.0 siempre me avisa de ese tipo de cosas y me dice que sea más pausado. Pero qué le vamos a hacer. Llevo varios días sin escribir. No por pereza ni por falta de temas. Todo lo contrario. Estoy intentando saber escoger el tema y ya casi lo tenía, pero... Siempre hay un pero. Malditos peros, ¿no se podrían haber unido con los manzanos y nos dejaban en paz? Ah, no, eso no, que luego viene la mujer de Aznar y nos dice cualquier cosa. Bueno, que me pierdo. 
Ya casi tenía el tema. Venga a brujulear por la web, etiquetas, tags, clouds, categorías, rss, .......... y va S y me dice: "Mucha gente debería hacer un psicotécnico para poder votar." Va y me lo suelta así, sin anestesia ni nada. Con su tranquilidad habitual. A mí me dicen una cosa así y me tengo que ir al médico de inmediato, porque yo soy de los que piensan que somos iguales y que tenemos los mismos derechos y todas esas cosas que te enseñan de pequeño. Me razona que no, que no me fijo bien, que lo podemos ver con el tratamiento que se le da a la clase política en España, o con el trato que recibe el señor Rodríguez de Obama (lo hace como el que tiene un perrillo: le silva y va, le acaricia y mueve el rabo, le regaña y el otro va y mete el rabo entre las piernas. Enseñado, lo que se dice enseñado, está. Pero tonto, lo que se dice tonto, de campeonato, como todos los perros). 
Bien, es verdad. Me pliego a los razonamientos que me hace. No obstante, me sigo preguntando qué queda de esa igualdad. Nada. Efectivamente, es mucha la gente que debería hacer un psicotécnico para poder votar. La gente debe tener unas mínimas nociones de lo que es la clase política, para qué sirve y qué es lo que debemos pedirle. Eso no es inherente a los ciudadanos, no nacemos sabiendo lo que es el gobierno de un Estado (y muchos ni lo que es un Estado), al igual que no salimos al mundo sabiendo conducir. Para poder hacer esto último tenemos que realizar unas pruebas previas, y aprobarlas. Pues deberíamos hacer lo mismo con lo primero. Todos sabemos y padecemos las consecuencias que tenemos en este país por haber ido a votar sin saber... (ya no sé si quería referirme a conducir sin pasar por la autoescuela).
Ahí queda la cosa.

Reacciones:

3 comentarios:

Me gusta ese/esa "S". Debe ser persona cabal y gente de bien.

Queridos todos, ¡tened buen día!

Si tuviéramos que pasar un psicotécnico para votar, no votaríamos ninguno.
Debemos estar tarados, o adormecidos. O, si no, cómo se explica que la clase política de este país sea la más mediocre de la historia.
Antes había, entre otras cosas, escritores y filósofos en el Parlamento, y algunas comisiones de hace 70 años parece literatura.
Lo de hoy es simplemente mezquindad y basura. Basura política, basura televisiva. Lo que merecemos, supongo.

No puedo estar más de acuerdo contigo. Otros tiempos fueron mejores...
Hace poco más de un siglo, Cánovas decía: La política es el arte de aplicar en cada época aquella parte del ideal que las circunstancias hacen posible.
Ahora, busquemos nuestro ideal.

Publicar un comentario